Cómo liberar el potencial de los datos electorales


Sección 2: Principios de los datos electorales abiertos

Principio 8: Los datos electorales son abiertos cuando no están bajo licencia

Libres de licencia

Las licencias se usan para determinar la manera en que la información se puede reutilizar o compartir. Para que los datos electorales realmente sean abiertos y públicos, deben ser "reutilizables al máximo" y no debe haber barreras para dicha reutilización.[1] Los datos libres de licencia son datos que están abiertos para ser reutilizados y redistribuidos con cualquier fin.

Normalmente, una licencia es un conjunto de obligaciones que el usuario acepta para poder tener acceso a los datos o adquirir el derecho de hacer copias de los mismos. En el sector privado, las obras están protegidos por derechos de autor y se requiere una licencia para modificar el estado predeterminado de "todos los derechos reservados". En Open Government Data: The Book [Datos gubernamentales abiertos: El libro], Joshua Tauberer describe los datos libres de licencia como datos que "no están limitados por leyes de propiedad intelectual como las de derechos de autor, patentes, o marcas registradas, ni por términos contractuales ni demás restricciones arbitrarias". Dado que las leyes de derechos de autor varían de un lugar a otro, puede ser necesario que los EMB sean explícitos acerca del estatus de dominio público de los datos electorales. Si en un país la información pública está sujeta a derechos de autor, entonces el EMB debe trabajar con las autoridades competentes para hacer que los datos sean verdaderamente del dominio público.

Los Lineamientos para Políticas de Datos Abiertos recomiendan que si los datos no son explícitamente del dominio público a nivel mundial, entonces a los datos "se les debe dar una dedicatoria explícita al dominio público".[2] Tauberer menciona que en el caso de los Estados Unidos, las licencias normalmente se basan en derechos de autor y otras restricciones relacionadas y que la mayoría de los datos del Gobierno federal no están sujetos a derechos de autor.[3] Por lo tanto, el uso de la licencias en los datos electorales sería "contrario a la larga tradición de que los datos del Gobierno federal son del dominio público". Los datos "nacen libres" en el dominio público y no hay necesidad de licencias para hacerlos explícitamente abiertos. Sin embargo, en muchos países europeos el Gobierno sí es titular de los derechos de autor sobre el trabajo que hace. En esos casos, se necesita una licencia para colocar los datos en el dominio público y ponerlos a disposición de todos para que puedan hacer uso de ellos.

Argentina es un gran ejemplo de un país donde los datos electorales se han puesto explícitamente en el dominio público. El Gobierno creó un portal en Internet donde se publican datos gubernamentales como una de las muchas medidas que tomó para cumplir con los compromisos que hizo de conformidad con la Alianza para el Gobierno Abierto (AGA). En 2013, los resultados electorales provisionales estuvieron disponibles en el portal de datos públicos. Asimismo, se otorgó una licencia explícitamente abierta (la Open Data Commons Open Database License (ODbL) para los datos, la cual no restringe el uso ni la redistribución de los datos electorales) y la licencia se publicitó ampliamente para motivar al público a acceder a los datos y hacer uso de ellos.

Evolución de la Licencia del Gobierno Abierto del Reino Unido: desde requisitos mínimos, hasta abierto al máximo. La Licencia del Gobierno Abierto bajo la cual el Gobierno del Reino Unido publica información del sector público está bajo su "Licencia del Gobierno Abierto". En la primera versión de la licencia, los usuarios estaban obligados a asegurarse de no "engañar a otros ni tergiversar la información". El Gobierno del Reino Unido consultó con miembros de la comunidad de datos abiertos, incluyendo miembros del Consejo Consultivo de la Definición de Conocimiento Abierto. Como resultado, se lanzó la versión 2.0 de la licencia en 2013. En la versión 2 de la licencia, el Gobierno deliberadamente eliminó el requisito de "no engañar" porque no querían restringir el uso de los datos. Al eliminar ese requisito (y únicamente requerir la atribución), la Licencia del Gobierno Abierto del Reino Unido cumplía con la "Definición de conocimiento abierto" como lo define la comunidad de datos abiertos.[4]

  1. La frase "reutilizables al máximo" se utiliza en el lineamiento número 11 de los Lineamientos para Políticas de Datos Abiertos de la Fundación Sunlight: "Para que la información sea realmente pública y se reutilice al máximo, no debe haber ninguna barrera relacionada con licencias para la reutilización de la información pública".
  2. El documento de Lineamientos para Políticas de Datos Abiertos recomienda el uso de una declaración de Creative Commons CC0 o una Open Data Commons Public Domain Dedication (PDDL) [Dedicatoria y Licencia para el Dominio Público Común de los Datos Abiertos], las cuales combinan una renuncia y una licencia.
  3. En los casos en los que los datos del Gobierno federal están restringidos, la siguiente página contiene una guía para garantizar explícitamente que los datos públicos del Gobierno se publiquen en los Estados Unidos: Open Government Data: Best-Practices Language for Making Data "License-Free" [Datos gubernamentales abiertos: el lenguaje de las mejores prácticas para convertir los datos en datos "libres de licencia"]. La página ofrece ejemplos del lenguaje que puede adjuntarse a los datos para que estos puedan "cumplir, y/o dejar en claro que cumplen con los criterios del principio 'libre de licencias'", independientemente de si son producidos por el Gobierno o por algún contratista del mismo.
  4. En la versión 2.0 de la licencia, un usuario debe "reconocer la fuente de la información al incluir cualquier declaración de atribución que especifique el/los Proveedor(es) de la Información y, cuando sea posible, proporcionar un vínculo a esta licencia".

Facebook
Twitter
Instagram
Youtube
Tumblr