Cómo liberar el potencial de los datos electorales


Sección 3: Categorías de los procesos electorales clave

Votación y conteo electrónicos

Votación y conteo electrónicos

¿Qué son la votación y el conteo electrónicos?

La votación y el conteo electrónicos se refieren al uso de tecnologías electrónicas que ayudan o automatizan los procesos de votación o conteo. En una votación electrónica, con frecuencia llamada "e-voto", los votantes utilizan un dispositivo electrónico para emitir y registrar su voto. La opción elegida se registra en la misma máquina, o bien, la máquina produce una ficha electrónica en la que se registra la opción elegida, como puede ser una tarjeta magnética o una impresión de la opción elegida. Los sistemas de votación electrónica incluyen máquinas de votación electrónica (MVE) que se colocan en los centros de votación, la votación a través de mensaje de texto (SMS) y el voto por Internet. En el conteo electrónico, la tabulación total o parcial de los resultados es automática. Los sistemas de votación electrónica pueden ser remotos o no remotos, en el sentido de que si las opciones elegidas por los votantes se transmiten a una ubicación central (por ejemplo, el voto por Internet o por SMS), o se registran en un medio local (como las MVE o las boletas impresas). Los sistemas también pueden ser supervisados o sin supervisión, lo cual tiene que ver con si el personal electoral está presente o no para administrar el proceso de votación (por ejemplo, si la votación se lleva a cabo en un centro de votación) o no (como la votación por Internet). Los sistemas más comunes de votación electrónica implican el uso de MVE no remotas utilizadas en el entorno supervisado del centro de votación. Existen muchas decisiones clave que deben tomarse al adoptar, diseñar, implementar y supervisar un sistema de votación electrónica. Todas estas consideraciones se describen a detalle en el sitio web: www.evotingguide.com.

¿Por qué es importante la votación electrónica?

La votación y el conteo electrónicos pueden ofrecer una serie de beneficios en cuanto a la realización y la administración de las elecciones cuando se emplean estratégicamente, pero las nuevas tecnologías también representan nuevos retos. El proceso de toma de decisiones sobre todos los aspectos del uso de tecnologías en elecciones debe ser transparente y consultivo. Si se toma una decisión de adquirir nuevas tecnologías, deben observarse las normas en materia de adquisición transparente y competitiva (véase procesos del EMB). La transparencia al probar y certificar los sistemas de votación electrónica promueven la credibilidad entre las partes electorales interesadas, como son los partidos políticos, los medios de comunicación, y la sociedad civil. Las tecnologías de votación electrónica también introducen al proceso electoral a nuevos grupos importantes de partes interesadas, quienes son responsables de proporcionar, revisar, o supervisar las tecnologías de votación electrónica, incluyendo proveedores de tecnología, académicos y expertos en TI. Los resultados electorales deben ser verificables y auditables para ofrecer medios suficientes para que los votantes y las partes interesadas verifiquen que los votos se hayan registrado de manera exacta. Las pruebas y la certificación independientes de los sistemas de votación y conteo electrónicos son herramientas esenciales que los EMB deben usar para garantizar la exactitud, seguridad y confiabilidad de los sistemas de votación electrónicos. El "código fuente" -- en cierto sentido, la descripción del sistema de software subyacente -- debe estar disponible. En 2013, el Comité de Votación Electrónica de Estonia hizo público todo el código fuente del software de su servidor de votación. Esta medida les dio a los ciudadanos la oportunidad de entender más ampliamente su sistema de votación electrónica -- aunque se requería contar con conocimientos técnicos para hacerlo, pero quizás incluso más importante, se abrieron las puertas a los programadores interesados para que ayudaran a identificar bugs en el sistema --, fortalecer su seguridad y fomentar la confianza en sus capacidades.

Los ciudadanos deben estar conscientes de todos los cambios realizados en el proceso de la jornada electoral y a los procedimientos de votación con suficiente anticipación al día de las elecciones, especialmente en casos en los que se introduce al proceso una nueva tecnología con la que no estén familiarizados (véase educación de los votantes). Los ciudadanos fácilmente pueden perder la fe en la integridad del proceso electoral si no están bien informados sobre las tecnologías empleadas en la votación y el conteo o no tienen confianza en estas. Al contar con acceso a la información acerca de la votación y el conteo electrónicos, las partes interesadas pueden evaluar la integridad de la adquisición de tecnologías, el registro de votos y la tabulación de los resultados electorales. Asimismo, al contar con el código fuente subyacente, los ciudadanos, los partidos políticos, los observadores electorales y demás partes interesadas pueden ayudar a mejorar las tecnologías de votación y conteo electrónico y promover la confianza en su uso.

Ejemplo de datos de votación electrónica

Los datos relacionados con la votación y el conteo electrónicos incluyen toda la información acerca de la adquisición de tecnologías de votación y conteo electrónicos (véase procesos del EMB). Adicionalmente, los datos incluyen información para la educación de los votantes acerca de cómo funcionan las tecnologías de votación y conteo y cómo utilizar las tecnologías el día de las elecciones (véase educación de los votantes) También deben ponerse a disposición del público, para su inspección, los detalles de las tecnologías seleccionadas y los códigos fuente asociados. Asimismo, son importantes los datos de los resultados electorales recopilados, consolidados o tabulados por tecnologías electrónicas, además de toda la información de las auditorías (véase resultados electorales).


Facebook
Twitter
Instagram
Youtube
Tumblr